Un cielo de estrellas en la Val d’Aran

Hoy os hablaremos del cielo visto desde las alturas y os contaremos que las noches de luna nueva son perfectas para disfrutar de un espectáculo nocturno impresionante.

Todos los meses, cuando la luna se encuentra entre el sol y la tierra, se vuelve totalmente oscura y es el momento perfecto para observar objetos de cielo profundo: aquellos que se encuentran tan lejos de la tierra que son débilmente visibles. Apúntate y ven con nosotros, subiremos hasta el Puerto de la Bonaigua a 2072 metros de altitud, donde el cielo es más abierto, y acompañados de un telescopio nos pondremos a observar cúmulos de estrellas , nebulosas, galaxias, y constelaciones.

Durante el mes de septiembre  podemos comprobar cómo las constelaciones de verano, como la Constelación del Cisne, se esconden en el horizonte para dar paso a las constelaciones de otoño, como Andrómeda y Pegaso, que se ubican en la parte más alta del cielo.

Constelación del cisne (verano)

Constelación del cisne (verano)

También podemos ver el Cúmulo Globular de Hércules, una acumulación impresionante de estrellas, y la nebulosa del Anillo, que representa la muerte de una estrella de tamaño pequeño.

Cumulo-globular-m13- hercules

Cúmulo Globurlar Hércules

M57RingNebula

Nebulosa del Anillo

Además nuestro guía amenizará la actividad con una degustación de licores típicos del pirineo como son el casis, frutos del bosque y ratafía, apropiados para entrar en calor.

20150820_204407

El cielo nocturno nos permite entender la inmensidad del Universo de una forma divertida y apasionante. ¿Te apetece saber más? Te invitamos a descubrirlo aquí.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *